ABOGADO DE HERENCIAS
EN
MADRID

Abogado experto en herencias en Madrid. Asesoro y tramito Herencias y Testamentos. Los problemas hereditarios crean conflictos entre parientes y mi labor se centra en alcanzar acuerdos justos que resuelvan la sucesión de bienes y derechos de la mejor manera.

Si necesitas tramitar una herencia o preparar tu sucesión, llámame y evaluaremos tu caso. Tendrás un presupuesto sin compromiso, adecuado con los servicios jurídicos que necesitas.

¿Necesitas un Abogado de Sucesiones en Madrid?
 

ABOGADO ESPECIALIZADO EN HERENCIAS
 

Tramito, negocio y asisto herencias de mutuo acuerdo y contenciosos en la Comunidad de Madrid y alrededores.

Mi despacho se encuentra en la calle Velázquez 10 de Madrid.

No cobro desplazamientos a Guadalajara, Segovia, Ávila y Toledo.

PROCESO SUCESORIO
 

Te ayudaré a resolver el proceso de sucesión de la mejor manera que es posible, por vía notarial o judicial.

Asesoro, reviso y tramito, según tus necesidades. No te quedes con dudas, asegúrate de que se respeta la última voluntad del fallecido.

ATENCIÓN INMEDIATA

Te asesoraré para despejar las dudas sobre el proceso de herencia y me pondré a trabajar en tu caso.

Mis honorarios son adecuados a los servicios jurídicos desempeñados, siempre acordados de antemano.

Óscar Molina - Abogado civil de Familia y Sucesiones en Madrid

SOY ÓSCAR MOLINA, ABOGADO DE SUCESIONES EN MADRID

Ayudo a personas y familias a solucionar sus conflictos jurídicos y normalizar sus vidas para cerrar desavenencias y mejorar su situación.

 

El Derecho de Familia y Sucesiones es la rama del Derecho civil que regula el nacimiento, matrimonio y fallecimiento de las personas. En lo personal y patrimonial.

Al dedicarme a esta área jurídica, entendí la sensibilidad con la que proceder. Lejos de dividir a ganadores y perdedores, diseño medidas conciliadoras. Mi porcentaje de mutuos acuerdos es alto.

Te mereces una solución, porque de nada sirve aguantar una situación adversa.

Mi bufete de abogados engloba los servicios jurídicos relacionados con el Derecho de Familia y Sucesiones, y el resto de Civil: divorcio, separaciones, modificación de medidas, custodia y alimentos de los hijos, liquidación de la sociedad de gananciales; herencias, problemas sucesorios, colación de bienes, particiones, testamentos; contratos civiles de compraventa, donaciones, arrendamientos, cesiones de negocio; y otros casos como el tuyo que necesitan una solución.

 LO QUE DEBES SABER SOBRE HERENCIAS 

¿QUIÉN ES HEREDERO EN LA SUCESIÓN?
 

El nombramiento de heredero depende de las circunstancias que rodean la sucesión. La figura del heredero forzoso por ley marca el devenir del proceso. ¿Es sucesión testada o intestada? ¿Existen descendientes, ascendientes y cónyuge viudo? La ley marca la disposición de los bienes y derechos del testador, por lo que es necesario estudiar cada caso de manera individualizada.

LA LEGÍTIMA

La legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a los herederos forzosos.

HEREDEROS FORZOSOS

Tienen la condición de herederos forzosos (por este orden):

  1. Los hijos y descendientes. No cabe preferencia entre hijos biológicos y adoptivos, son iguales ante la ley.

  2. A falta de hijos y descendientes del causante, los padres y ascendientes.

  3. A falta de ellos, el viudo o viuda del causante.

Cabe señalar que los parientes colaterales (hermanos, sobrinos, tíos...) no son herederos forzosos, pero forman un cuarto grupo a falta de estos, para el caso de la sucesión intestada.

LAS LEGÍTIMAS Y LA LIBRE DISPOSICIÓN

La legítima amplia de los hijos y descendientes está formada por dos tercios del haber hereditario. Uno de estos tercios es la legítima estricta, inamovible, y el otro es el tercio de mejora, que el testador puede disponer para aumentar la porción hereditaria de alguno o algunos de los herederos forzosos. El último tercio es el de libre disposición, que el testador puede destinar a quien desee.

La legítima de padres y ascendientes varía según la concurrencia con el cónyuge viudo. Si concurren solos, la legítima es una mitad del haber hereditario para ambos. Si concurre con el cónyuge viudo, los padres o ascendientes tienen derecho a un tercio.

La legítima del cónyuge viudo también varía según la concurrencia con descendientes o ascendientes. Si concurren con hijos y descendientes, le corresponde el usufructo del tercio de mejora. Si concurre con padres o ascendientes, tiene derecho a una mitad en usufructo. Si la concurrencia fuera con otros herederos no legitimarios, su cuota es de dos tercios en usufructo.

RENUNCIAR A LA HERENCIA

La renuncia a la herencia es un derecho del llamado a suceder y debe realizarse en notaría mediante escritura, o ante el juez si la herencia se encuentra en proceso judicial. Según el caso, su cuota hereditaria puede acrecer al resto de herederos o puede pasar a los suyos.

La renuncia suele producirse en los parientes colaterales o extraños, a quienes la tributación no les reserva beneficios en la cuota final a pagar, y las cantidades son tan altas que no les interesa. También cuando el pasivo de la herencia supera al activo. Para estar seguros, se encarga una simulación detallada.

DESHEREDACIÓN

Los requisitos de la desheredación son tan exigentes que los casos en que se producen son prácticamente inexistentes. Si no se concurre en causas como la condena por sentencia firme de delitos contra el causante o haberle negado alimentos, es mejor que ni se plantee. Cada vez es mayor el deseo de una disposición libre total, pero de momento la ley protege los derechos legitimarios. El desheredado injusto puede iniciar la acción de impugnación.

PRETERECIÓN

Con el deseo de "desheredar" a uno de los legitimarios, el testador puede incurrir en la preterición, que consiste en el olvido (intencionado o no) de uno de sus herederos en el testamento. También se produce en los casos que el testador desconoce la existencia de un hijo. En estos casos, el preterido puede reclamar únicamente su parte de la legítima estricta.

IMPUGNAR UNA HERENCIA

Si la partición de una herencia te perjudica puede impugnarse. Es necesario que el perjuicio supere el 25% del valor de los bienes adjudicados, respecto de los atribuidos al resto de herederos. Ocurre cuando las valoraciones de inmuebles se manipulan para favorecer otros valores, como el dinero en efectivo de los depósitos bancarios. Es necesario revisarlo antes de proceder a la firma, pero si te has dado cuenta más adelante, el plazo es de 4 años. En ese caso se procede a una reclamación directa, y si no lo corrigen, se inicia un proceso judicial.

TESTAMENTOS

El testamento recoge la última voluntad de una persona para la sucesión de sus bienes y derechos. Existen tipos de testamento de acuerdo a su forma, pero la habitual es el testamento abierto notarial. A partir de los 14 años se puede testar. el notario se niega si detecta falta de capacidad mental. Si existe discapacidad, el notario se traslada al domicilio, residencia u hospital donde se encontrara.

El contenido del testamento puede ser a título universal, en el que se enumeran a los herederos y sus cuotas; o a tipo particular, mediante el legado de cada bien o derecho a cada legatario. Si no respetan las normas de las legítimas, en el momento de abrir el proceso sucesorio se corrige, y quienes estén en desacuerdo solo podrán iniciar la vía judicial. Por eso es importante diseñar un proceso sucesorio que evite conflictos entre herederos y legatarios.

PROCESOS JUDICIALES

Los problemas hereditarios pueden resolverse mediante intervención judicial. Si las partes están en desacuerdo es la manera de solucionarlo. Para ello existe la división judicial de la herencia, en la que se procede a formar inventario, su avalúo y la atribución de bienes. Es un proceso con una fuerte carga documental, que suele necesitar del nombramiento de profesionales laterales como tasadores o contadores-partidores. Suelen ser procesos dilatados en el tiempo, que también necesiten a un administrador de los bienes mientras dure el proceso. 

¿Tienes más dudas?

Gracias por tu mensaje!

La solución existe. Actuemos.

No dejes pasar esta oportunidad y evaluemos tu caso